Mindfulness

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness, es decir, atención o conciencia plena, define un estado de la mente que consiste simplemente en estar aquí y ahora, con atención y con aceptación. Es decir,  estamos en el presente de forma atenta, observando lo que ocurre, no haciendo varias cosas a la vez o pensando en otra cosa como suele ser habitual y, además, estamos con aceptación, sin juzgar si lo que ocurre es bueno o malo, nos gusta o no nos gusta. Simplemente, estamos.

La clave es que aquí y ahora lo tenemos todo. Si no podemos ser felices aquí y ahora no podremos serlo nunca, porque siempre nos va a faltar algo o vamos a tener miedo de que nos pase algo. Pero si somos capaces de estar aquí y ahora sin juzgar, disfrutando de lo que está ocurriendo en cada momento, podremos ser felices siempre. Esto es mindfulness.

La forma de conseguir este estado mental es mediante la práctica de mindfulness. Por eso, también se denomina “mindfulness” a una psicoterapia, denominada de “tercera generación”, que se caracteriza por considerar los fenómenos mentales (pensamientos, emociones) como eventos privados no relacionados con la realidad y que el individuo puede observar de manera objetiva, sin identificarse con ellos.

¿Qué beneficios aporta?

Esta psicoterapia se relaciona significativamente con indicadores de salud y bienestar psicológico, como: mayores niveles de afecto positivo y menores niveles de afecto negativo, mayor satisfacción personal, mayor vitalidad, mayor calidad de vida,… también ha demostrado su eficacia en la prevención de enfermedades, en el tratamiento de enfermedades psiquiátricas como la depresión, ansiedad, trastorno obsesivo, trastornos de conducta alimentaria o adicciones y en el tratamiento de enfermedades médicas como cáncer, dolor crónico, enfermedades cardiovasculares y otros trastornos. Así mismo se ha usado con éxito en psicología laboral por los profesionales de recursos humanos y coaching, para prevención y tratamiento del estrés laboral y de problemas como el síndrome del profesional quemado o burnout.  Por último, también se está empleando para mejorar los rendimientos deportivos y en todos los niveles de la educación para el desarrollo de la atención (es útil en el trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y para aumentar la inteligencia emocional.

El efecto de mindfulness en la estructura y función cerebral está siendo intensamente investigado con técnicas de neuroimagen, lo que está revolucionando las neurociencias.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: